N.? 6

FEBRERO 2003

8

  

  
  

Las cuentas del Gran Capit醤

Jos? Antonio Molero* 

  

E

sta expresi髇 es muy utilizaba por las gentes para referirse, de forma familiar y en sentido figurado, a las cuentas en donde figuran partidas exorbitantes, o a aquellas que est醤 hechas de modo arbitrario y sin la debida justificaci髇.

  
      

Gonzalo Fern醤dez de C髍doba, m醩 conocido como "El Gran Capit醤", hab韆 nacido en C髍doba y fue uno de los dos grandes generales de los Reyes Cat髄icos que cimentaron el Gran Imperio espa駉l.

  

El dicho tiene como base hist髍ica las tan discutidas cuentas que el general don Gonzalo Fern醤dez de C髍doba (1453-1515), de sobrenombre Gran Capit醤, present?a los Reyes Cat髄icos, despu閟 de haber conquistado para ellos N醦oles y Sicilia. La historia se desarroll?como sigue:

獺asta que logr?su unificaci髇 como pa韘 a mediados del s. XIX, la actual Italia era un mosaico de peque駉s estados en continuas disensiones internas y sin capacidad defensiva. Aprovechando esta debilidad, el Reino de Arag髇 y la casa francesa de Anjou ven韆n luchando desde el siglo XIII, disput醤dose la posesi髇 de N醦oles y Sicilia, que hab韆n constituido el llamado Reino Normando de las Dos Sicilias.

A finales del siglo XV, lo que en un principio era una rivalidad entre dos peque駉s reinos, se convierte en problema y lucha, por el dominio de Italia, entre las dos potencias que, merced a sus pol韙icas de unificaci髇, hab韆n constituido los reinos de Espa馻 y Francia. Por esos a駉s, los monarcas que se ven enfrentados son Fernando V de Arag髇, casado de Isabel I de Castilla, y el rey franc閟 Luis XII de Anjou.

En rey franc閟, tras haberse apoderado del Ducado de Mil醤, firm?con el Rey Cat髄ico el Tratado Secreto de Granada (1500), por el cual se repart韆n el Reino de las Dos Sicilias. Pero las desavenencias entre franceses y espa駉les, que se disputaban tambi閚 algunos territorios centrales italianos, provocaron la guerra entre ambos pa韘es.

Espa馻 puso al mando de sus tropas al Gran Capit醤, quien, tras una lucha encarnizada, logr?de manera consecutiva las victorias de Seminarata, Ceri駉la y Garellano (1503), dando la victoria a Espa馻. El Reino de las Dos Sicilias pas? a formar parte de los dominios espa駉les, hasta los Tratados de Utrecht y Rastatt (1713 y 1714, respectivamente), que pon韆n fin a la Guerra de Sucesi髇 espa駉la y sentaban a la casa de Borb髇 en el trono de Espa馻.

Concluida la campa馻 de Italia, los Reyes Cat髄icos exigieron cuentas a su general, quiz醩 imprudentemente y de forma inconveniente, y, aunque 閟te las rindi? es de suponer que Gonz醠ez de C髍doba hubo de sentirse molesto por las maneras como se las hab韆n exigido.

De todas las partidas que el Gran Capit醤 present? a sus Reyes, las m醩 conocidas y repetidas de todos son las 5 siguientes:

- Doscientos mil setecientos treinta y seis ducados y nueve reales en frailes, monjas y pobres, para que rogasen a Dios por la prosperidad de las armas espa駉las.

- Cien millones en palas, picos y azadones, para enterrar a los muertos del adversario.

- Cien mil ducados en guantes perfumados para preservar a las tropas del mal olor de los cad醰eres de sus enemigos tendidos en el campo de batalla.

- Ciento sesenta mil ducados en poner y renovar campanas destruidas por el uso continuo de repicar todos los d韆s por nuevas victorias conseguidas sobre el enemigo.

- Cien millones por mi paciencia en escuchar ayer que el Rey ped韆 cuentas al que le hab韆 regalado un reino.?/span>

Con respecto a la autenticidad de estas cuentas, Manuel Jos?Quintana y Modesto Lafuente sostuvieron la autenticidad del hecho. Otros creen que son ap骳rifas y que su lenguaje no corresponde al que se usaba en tiempos de los Reyes Cat髄icos, sino al de un siglo m醩 tarde. Dicen que hubo, efectivamente, unas cuentas que rindi?el Gran Capit醤 y que se tuvieron por excesivas, dando origen a la expresi髇 proverbial. Pero, a su vez, afirman que las cuentas que corren por los libros como dadas por el Gran Capit醤 son falsas.

En El Averiguador Universal (tomo IV, pp. 227 a 258, correspondientes a los n鷐eros 87 y 89 de 1882), aparecieron dos trabajos acerca de esto. En el segundo de ellos, un comunicante, que s髄o firma con las abreviaturas J. C. G., cita, en apoyo de la autenticidad de las famosas cuentas, el testimonio de la Historia general del Mundo, del obispo italiano Paulo Jovio, personaje casi contempor醤eo del Gran Capit醤, en cuya obra, despu閟 de referir la llegada a N醦oles del Rey Cat髄ico, podemos leer lo siguiente:

獷n estos d韆s, pusi閞onle demanda [a Gonzalo de C髍doba], diciendo que diese cuentas de lo que hab韆 gastado en la guerra y de las rentas que hab韆n entrado en su poder, porque, vistos los libros de lo recibido y gastado, hab韆 gran diferencia de lo uno a lo otro. 蒷 dijo, severa y graciosamente: 揧o os mostrar?un cartapacio m韔 m醩 verdadero que todos esos libros p鷅licos, y ver閕s que he gastado m醩 de lo que he recibido; y yo os juro que por pleito lo tengo de cobrar? Y otro d韆 sac?un libro peque駉 con un t韙ulo muy autorizado, y, abriendo la primera hoja, dec韆 encima: 揅uenta del gasto, y luego un partido dec韆: Di a pobres y monjas y abades de buena vida doscientos mil y setecientos y treinta y seis ducados, y nueve reales, porque rogasen a Dios que nos diese victoria. Y luego, el segundo partido dec韆: Di seiscientos mil y cuatrocientos y noventa y cuatro ducados a las esp韆s por cuyo aviso se ganaron muchas victorias, y el se駉r韔 del Reino, y d韘elos secreto de mi mano a la suya? Mand?el rey que no se hablase m醩 de ello, y ratificando todo lo que hab韆 hecho, determin?traerlo consigo a Espa馻?

Hasta aqu?la cita de J. C. G., quien afirma haberse servido de una traducci髇 espa駉la de la obra de Paulo Jovio que hizo posteriormente, en 1566, Gaspar de Baeza (1.?parte, folio 68, edici髇 de Granada). No hay m醩 datos hist髍icos que avalen la veracidad de lo que bien podr韆 ser tan s髄o una anecd髏ica falacia.

  

BIBLIOGRAF虯 FUNDAMENTAL

CALLES VALES, Jos?y Bel閚 BERMEJO MEL蒒DEZ (2001): Dichos y frases hechas. 1.?ed., Ed. Libsa, Madrid.

CEJADOR Y FRAUCA, Julio (1921-1925): Fraseolog韆 o Estil韘tica Castellana. Libr. y Casa Ed. Hernando, Madrid; tomo 2.

Diccionario de la lengua espa駉la (2001): s.v. 憀as cuentas del Gran Capit醤? RAE, Madrid.

D虴Z BARRIO, Germ醤 (1997): Dichos populares castellanos. Castilla Eds., Valladolid.

IRIBARREN, Jos?Mar韆: El porqu? de los dichos. 4? ed., Ed. Aguilar,  Madrid, 1974.

SEIJAS PATI袿, Francisco de Paula (1859): Comentario al 揅uento de cuentos? de Quevedo. Biblioteca de Autores Espa駉les, Madrid; tomo 48.

  

  

_______________

*Jos? Antonio Molero Benavides (Cuevas de San Marcos, M醠aga) ha cursado los estudios de Magisterio y Filolog韆 Rom醤ica en la Universidad de M醠aga, en donde ejerce en la actualidad como profesor de Lengua, Literatura y sus Did醕ticas. Desde hace ya casi cuatro a駉s est? al frente de la direcci髇 de GIBRALFARO, revista digital de publicaci髇 mensual patrocinada por el Departamento de Did醕tica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de M醠aga.

  

GIBRALFARO. Revista de Creaci髇 Literaria y Humanidades. A駉 II. N鷐ero 6. Febrero 2003. Director: Jos? Antonio Molero Benavides. ISSN 1696-9294. Copyright ?2003 Jos?Antonio Molero Benavides. Reservados todos los derechos ?2002-2003 EdiJambia & Departamento de Did醕tica de la Lengua y la Literatura. Facultad de Ciencias de la Educaci髇. Bulevar Louis Pasteur, s/n. Campus de Teatinos. Universidad de M醠aga. 29071 M醠aga (Espa馻).

  

  

    Nedstat Basic - Web site estad韘ticas gratuito
El contador para sitios web particulares

Addmotor electric bike shop

Beauties' Secret化妝及護膚品

DecorCollection歐洲傢俬

Wycombe Abbey| 香港威雅學校| private school hong kong| English primary school Hong Kong| primary education| top schools in Hong Kong| best international schools hong kong| best primary schools in hong kong| school day| boarding school Hong Kong| 香港威雅國際學校| Wycombe Abbey School